El despelote (de Agustín Pérez Pardella)


*Disponible*

Precio: $80

Temática: Novela, Narrativa argentina

Editorial: Plus Ultra. Buenos Aires. 1971

Idioma: Español

Tapa: Blanda

Nro de páginas: 235

#00088




Sinopsis: Un Premio Nacional de Literatura, un Premio Nacional de Teatro y un Primer Premio Internacional de Teatro avalan, en la medida que los premios puedan avalar, la ya abundante obra de Agustín Pérez Pardella, este joven escritor que ha incursionado en todos los géneros. Con este libro - EL DESPELOTE - inicia por segunda vez la seductora y peligrosa aventura de la novela. El título, una expresión muy argentina nos alerta sobre un desorden, un desajuste o un caos, cuando lo caótico no ha llegado aún a la dramaticidad. Sabiendo de quien proviene la obra, fino y entrañable poeta, sorprende este difícil intento narrativo desde el comienzo, por su lenguaje descarnado, brutal, a veces zigzagueando lo escatológico. La sorpresa, en este caso, llega por contraposición, cuando se recuerda al autor de los sutiles conceptos, los poéticos parlamentos y las bellas vidalas de LAS SIETE MUERTES DEL GENERAL; pero Agustín Pérez Pardella sabe lo que se ha propuesto y adonde va. Es entonces cuando se justifican los medios, el lenguaje, las agresividades y hasta la aparente gratuidad de la grosería. Desde la primera página inicia una humorística, justificada y despiadada crítica de la Argentina actual, de sus instituciones, de la total ausencia de conciencia nacional, de las asiduas rencillas castrenses y los más asiduos cambios de mandatarios, ante un pueblo abúlico y sin fervor. Todo, desde su protagonista, un porteño de parla soez, como la mayoría de los porteños; pero inflamado de pasión por el pasado argentino y los grandes varones que construyeron el país. Si en el fondo del humor se encuentra siempre el rasguñón de un drama, lo dramático hace eclosión aquí, en ese joven que siente su país con emoción y que lo enjundia desde su tristeza al comparar el heroico ayer con la des-concertante indiferencia de hoy, al comprobar que un morbo "neo-plásmico" está demoliendo ese pueblo porque ha dejado de vibrar en su raigambre. Altamente exhultativo entonces, el propósito de Agustín Pérez Pardella: volver los ojos al país, sentirlo en el pasado heroísmo y en su gloria, que ennoblece y fortifica. Y desde esa perspectiva, comprender y corregir estos días, tan lamentables, desentrañando el ejemplo de los grandes argentinos que otros argentinos se encargaron de borrar, planificadamente, para esconder una vergüenza. Y también desde allí, mirar hacia adelante, hacia su destino.

Comentarios