Vendidas (de Zana Muhsen y Andrew Crofts)

*Disponible*

Precio: $190

Temática: Biografía

ISBN: 950-731-062-2

Editorial: Seix Barral. Argentina. 1994

Colección: Biblioteca Breve

Idioma: Español

Título Original en Francés: Vendues!

Traducción de: Celia M. Riva

Tapa: Blanda

#00017

Sinopsis: En el verano  de 1980, Zana Muhsen, adolescente de quinces años de edad, se preparaba para las vacaciones más excitantes de su vida.  Viajaba con unos amigos de su padre que la habían invitado a su casa . Era la primera vez que cogía un avión e iba a conocer Yemen  el país de su padre. Ella sólo conocía Birmingham, su ciudad. A pesar de sentirse inglesa de pies a cabeza, ansiaba conocer ese maravilloso país que su padre tantas veces le había descrito: la belleza de sus paisajes, las travesías por el desierto a lomos de un camello, las casas encaramadas en los acantilados, la arena dorada, las palmeras, el sol, el mar intensamente azul...... ! Incluso iba a poder cabalgar, a pelo, a lomos de un caballo! Su hermana menor Nadia  también viajaba a Yemen, pero lo haría unos días después. El trayecto fue agotador: varias horas de avión con una escala interminable en Damasco, después, otra larga espera y otro avión  más y, finalmente, un Land Rover alquilado hasta Hockail, un remoto lugar en las montañas. Un pueblo triste, de casas de adobe, pequeñas, pobres, sin electricidad, sin agua corriente........ Nada era como debería ser, como su padre tantas veces le había dicho. Iba a ser aún peor. Un día, a poco de llegar, Abdul Khada, el amigo de su padre, le dijo que la había comprado para casarla con su hijo Abdullah, un niño enfermizo de catorce años.Al principio no pudo creerlo, pero era cierto. Su padre las había vendido a ella y a su hermana por poco más de 260.000 pesetas...... Fueron ocho largos años de dolor, de soledad, de incomprensión, de malos tratos, de humillaciones y de continuas violaciones por el que todos decían era su marido. Durante todo este tiempo, aislada tan repentinamente del resto del mundo y apartada de todo lo que había sido su vida hasta entonces, Zana no olvidó quién era, de dónde venía y a dónde pertenecía. Y no dejó de luchar hasta que, tras hacerse publico su caso en Europa, consiguió volver a su Inglaterra, viéndose obligada a dejar en Yemen a su pequeño hijo Marcus.......  Pero la batalla aún no ha terminado.  Su hermana Nadia continúa todavía en Yemen, con los cinco hijos que no esta dispuesta a renunciar y sin perder la esperanza de que algún día, si no es ya demasiado tarde, podrá regresar a Inglaterra y aprender a vivir y a sentir el verdadero significado de la palabra LIBERTAD.