Escritos (ioel linkovsky)


*Disponible*

Precio: $60

Temática: Sociología. Filosofía

Editorial: Verbo ediciones. Buenos Aires. 1980

Idioma: Español

Traducción del idish por Alejandro Vaten

Tapa: Blanda

271 páginas

#00782

Sinopsis: Más de sesenta de sus fogosos ochenta años los ha dedicado Ioel Linkovsky a luchar por las ideas del progreso humano. Se inició en esta batalla siendo aún muy joven, en su Bielorrusia natal, cuya zona occidental estaba anexada a la Polonia semifeudal y semifascista. A los 17 años, su espíritu inquieto se hizo eco de los históricos acontecimientos de Octubre y ello orientó ej futuro camino de su vida. Se incorporó a la legión de los luchadores por la libertad social y política; pero esa lucha impone sacrificios y él los pagó al precio de su propia libertad. Finalmente debió abandonar Polonia y, en 1923, pisó por primera vez suelo argentino, encontrando aquí un aire más puro que el de su país de origen. El inmigrante recién llegado se sumó de inmediato a la actividad progresista entre las masas judías. Colaboró en la fundación de centros culturales, biblotecas, escuelas idiomáticas. De 1947 a 1956 fue secretario del ICUF. Su carnet de asociado al Teatro Popular Israelita lleva el número 1. Su estilo periodístico es sencillo y tiende a un objetivo clave: hacer comprender claramente sus ideas a los lectores. Dedicado preferentemente a temas políticos de actualidad, ha puesto siempre singular pasión en sus trabajos que no lo muestran "neutral" o meramente "informativo", sino partícipe de los hechos, defensor o acusador. Pero siempre objetivo, porque es veraz. Este libro incluye una selección de sus escritos, que fueron publicados en idish por diversos órganos de prensa de la colectividad. En cada uno de ellos palpita el pulso del momento en que fueron redactados, y por eso reflejan el pensamiento de su autor al calor de la realidad de entonces. Quizás a la luz del proceso histórico de los 40 años trascurridos desde el asalto de la Alemania hitleriana a la URSS podría modificarse algún enunciado o precisarse alguna afirmación; pero lo indudablemente valedero, es el esencial optimismo histórico del autor, que podría sintetizarse en el célebre lema de los pueblos soviéticos: "¡Nuestra causa es justa, por eso venceremos!" Por eso sus trabajos serán leídos con verdadera fruición. Los hechos del pasado han engendrado el presente y son la fuente del futuro. Así lo ve, a la altura de sus ochenta incansables años, Ioel Linkovsky.

Contratapa:

Comentarios